Skip to main content

3 Diferencias Gestionando Equipos Estrella vs Promesa

 

La periodista Paz Álvarez de Cinco Días/El País me llamó para hablar sobre el liderazgo de Sergio Scariolo, el entrenador y seleccionador español de baloncesto que ha hecho historia. Una “nueva” generación de la selección se ha proclamado campeona del Eurobasket 2022. 

¿Cuáles son las claves de su éxito como entrenador? ¿qué podemos aprender?

Cuando eres un líder tienes que conocer muy bien a tu equipo, y ser un auténtico coach, porque no es lo mismo gestionar a estrellas consolidadas, con ego, que a un nuevo grupo donde se ha de centrar más en la tarea, pero a la vez son más generosos y trabajan más en equipo. 

3 diferencias fundamentales gestionando Equipos Estrellas vs Equipos Promesa:

1.     La Gestión de los egos: ¡Para sorpresa de muchos! Scariolo dijo en rueda de prensa que había sido más duro ganar en el pasado. Los jugadores que tienen mucha experiencia también tienen mucho ego. Las estrellas tienen expectativas muy altas. Y los equipos son como un puzle, tienes que encajar las piezas. Y cuando los jugadores tienen que cambiar y aceptar otros roles (a veces de menor importancia) les cuesta dejar el ego atrás. Por el contrario, el nuevo equipo viene sin egos y abierto a asumir cualquier rol.

2.     Demanda de Energía y Atención del entrenador: Un equipo estrella demanda mayor energía del entrenador. Al final, en un equipo de estrellas, “nadie está completamente feliz,” existe una brecha negativa de las expectativasque tienen. En este escenario, un líder tiene que desviar su atención y dedicar mucha más energía a la gestión de los egos con inteligencia emocional. Mientras que con este nuevo equipo, de jugadores menos experimentados, está encantado, son todos más generosos y superan sus expectativas, lo que a Scariolo le permite centrar toda su atención en el baloncesto –“todos trabajando en la misma dirección, juntos haciendo equipo.” El nosotros es más fuerte que el yo. Lo colectivo pesa más que lo individual.

3.     El Miedo a la Innovación: Hay más miedo a innovar en un equipo de estrellas porque los jugadores tienen miedo al fracaso. Tienen una reputación que mantener. Innovar significa arriesgar. Con las estrellas es más difícil innovar, ya que no les gusta asumir riesgos. En cambio, con este nuevo grupo se han podido hacer cosas nuevas, cuando no funcionaba algo se intentaba de otra forma. Esta resistencia al cambio tiene enormes implicaciones en el mundo de la empresa. La primera fase en la gestión del cambio consiste en desaprender, en acabar con las rencillas y los roles preestablecidos, dejando los intereses individuales a un lado y centrándose en el objetivo común. 

Por el contrario, un equipo de promesas tiene poco que perder. Están abiertos a intentar nuevas estrategias. Si las cosas no salen bien, no se lo toman personal. Sin reivindicaciones de por medio, para Scariolo es mucho más fácil gestionar a este nuevo grupo de jugadores. Esto es lo que en psicología llamamos un ambiente psicológicamente seguro. Tienes licencia para cometer errores, equivocarte sin poner en riesgo tu autoestima. 

Un líder auténtico es un camaleón, se adapta a las necesidades de su grupo sin perder su esencia. Piensa cómo ha sido tu experiencia trabajando o dirigiendo equipos de estrellas o equipos de neófitos.  

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2022/09/23/fortunas/1663962310_626147.html

 

Author Margarita MAyo

More posts by Margarita MAyo