Heart

El Enigma de los Genios: ¿Tenía Alan Turing el Síndrome de Asperger?

By 4 January, 2015 No Comments

Este fin de semana he visto la película The Imitation Game (Descifrando Enigma) con 5 nominaciones a los Globos de Oro. Un biopic sobre Alan Turing, el hombre que descifró el sistema de encriptado nazi, Enigma. Aunque su ayuda fue decisiva en la victoria del bando aliado contra el Tercer Reich, fue condenado en un tribunal a principios de los años 50 por “indecencia grave” debido a su homosexualidad. Es considerado un héroe de guerra, el padre de la inteligencia artificial y el precursor de lo hoy llamamos ordenador.

Sipnosis: “Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing, con la intención de investigar la denuncia de un robo. Acabaron arrestando a Turing acusándole de indecencia grave, un cargo que le supondría a una devastadora condena por, lo que en aquel entonces se consideraba una ofensa criminal, ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.”

Como psicóloga organizacional, una de las características que más me llamarón la atención de la película es el perfil psicólogico de Alan Turing como líder de su equipo de trabajo. Se presenta a Turing con dificultades para establecer relaciones sociales con sus colaboradores, entender la jerarquía dentro de la organización, con un pésimo sentido del humor, movimientos poco coordinados y numerosas excentricidades. Este conjunto de características es típico de un síndrome conocido como Asperger. Busqué en internet Alan Turing y el síndrome Asperger y efectivamente me llevó al blog del científico Jon Brock, experto en autismo, de la Universidad Macquarie en Sidney.

Jon Brock revisa un estudio realizado en 2003 por Herny O´Connel y Michael Fitzerald que analizó la biografía de Alan Turing. Este análisis reveló que Turing mostraba los seis síntomas del Síndrome de Asperger, al menos en un cierto grado. Por ejemplo, (1) en el colegio le describían como “antisocial” con dificultad para hacer amigos y en la universidad parecía mostrar poco interés por socializarse con sus directores académicos; (2) se obsesionaba fácilmente con intereses muy específicos; (3) se imponían rutinas que seguía con precisión, (4) tenía dificultad para mirar a los ojos, (5) se tomaba al pie de la letra lo que decían los demás, y (6) su coordinación motora era algo deficiente con una caligrafía difícil de entender. Aunque estos síntomas coinciden con el trastorno de Asperger, los propios científicos reconocen que es difícil hacer un diagnostico exacto de figuras históricas. La lista de genios que han sido diagnosticados como Asperger es larga incluyendo Albert Einstein, Isaac Newton, Wittgenstein, o Thomas Jefferson. Este video muestra a 20 famosos con éxito diagnosticados o que muestran ciertos rasgos del síndrome Asperger.
Sin embargo, las discrepancias en la interpretación del Síndrome Asperger dificulta su diagnóstico. Ser brillante y excéntrico socialmente no te hace Asperger y por el contrario, muchos niños y adolescentes pueden sufrir bulling en la escuela o incluso adultos pueden tener problemas laborales relacionados con el síndrome Asperger pero no han sido correctamente diagnosticados. El desinterés y el estigma social hace que éste sea un trastorno poco conocido. El término se utilizó por primera vez por Lorna Wing en 1981 quien lo denominó Asperger en reconocimiento al trabajo del pediatra vienés Hans Asperger más de 50 años antes. En su consulta, Hans Asperger había identificado a un grupo de niños que tenían una capacidad intelectual superior a la normal pero mostraban dificultad para empatizar con los demás y tener amigos.

El libro de Tony Attwood “Asperger´s Syndrome: A Guide for Parents and Professionals” es un recurso fantástico para aquellos interesados en profundizar en este tema. En su libro puedes encontrar una descripción detallada de los síntomas, un test para hacer una diagnóstico orientativo y referencias a otras fuentes y grupos de ayuda. Esta es la lista de síntomas asociados al Síndrome Asperger y algunos de los problemas que pueden surgir en el ámbito laboral:

  1. Falta de empatía. Esto les puede llevar a tener dificultades para integrarse en equipos de trabajo y para hacer amigos. Sienten que no encajan en la organización.
  2. Comunicación unilateral. Pueden crear la impresión que sólo están preocupados por ellos mismos. Disfrutan sólo de las conversaciones que están relacionadas con sus intereses.
  3. Lenguaje repetitivo y pedante. La forma de expresar sus ideas puede resultar arrogante, causando una impresión poco favorable en los jefes que pueden pasarles por alto en promociones a pesar de su talento.
  4. Pobre comunicación no verbal. Les resulta difícil hacer contacto visual y esto puede crear un sentimiento de desconfianza y de distanciamiento personal.
  5. Absorto en ciertos temas. Sus intereses suelen ser muy específicos y pueden perder fácilmente de vista la visión global de cómo su trabajo conecta con el resto de sus compañeros. Sin embargo, suelen ser excepcionales en aquello que les interesa.
  6. Pobre coordinación y movimientos. Su comportamiento peculiar y apariencia poco convencional, incluso extravagante, puede devaluar sus competencias.

En definitiva, Aspies ,como algunos les denominan en término coloquial, pueden encontrar las relaciones sociales un gran enigma que tienen que resolver. Como dice Lorna Wing una persona con síndrome Asperger se pregunta “¿Por qué la gente no dice lo que piensa?” o “¿Por qué dicen cosas que no piensan?” Para vivir en nuestro mundo, un Aspie tiene que descifrar el código social y entender la complejidad de nuestras relaciones sociales que nosotros consideramos normal. Para ello es fundamental que reciban formación en inteligencia emocional y habilidades sociales. Mientras, el resto de nosotros podemos intentar descifrar el enigma de los genios. Como en la frase memorable que se repite en varias ocasiones en la película y que sirve de hilo conductor: “A veces son aquellos de quienes no te imaginas nada, quienes hacen aquello que nadie puede imaginar.”

Pregunta: ¿Cuál es tu opinión sobre la película y la figura histórica de Alan Turing? ¿Crees que los genios pagan un precio por su talento?