Habit

Crisis y Transiciones en la Carrera: Encuentro de Coaching en Berlin

By 17 December, 2014 No Comments

Laura Guillén y Kostantin Korotov, Profesores de la European School of Management and Technology (ESMT) en Berlín, me han invitado a participar en el Encuentro de Coaching que se ha celebrado el 12 y 13 de Diciembre para tratar el tema de las transiciones en la carreras y compartir mi experiencia. El Encuentro de Coaching ha reunido a profesores de coaching de escuelas de negocios como IE, INSEAD, y Harvard y un grupo de más de 50 coaches profesionales a nivel internacional de Europa, Rusia, Estados Unidos y Medio Oriente. Durante estos dos días de intensas conversaciones y reflexión, hay cuatro ideas que me gustaría compartir sobre los mitos y realidades de las transiciones en la carrera profesional.

Transiciones como parte natural de la carrera. El modelo tradicional presenta la carrera de forma linear en la que el directivo va escalando puestos en esa escalera imaginaria hacia la cima de la organización. Y en paralelo se van dando hitos vitales que van acompañando esa subida hacia la cima. Sin embargo, este modelo de carrera lineal no se ajusta a la realidad de muchos directivos/as que hacen cambios laterales, cambian de empresa, de país, etc. Un modelo que se ajusta mejor a la realidad de muchos ejecutivos/as es el llamado “Calidoscopio” que se caracteriza por tres etapas diferenciadas con una prioridad distinta. En la etapa inicial de la carrera se valora los retos, en la madura se valora el balance entre la vida profesional y persona, y en la senior se valora la autenticidad. Estas tres etapas también tienen a concurrir hitos de la vida personal como el nacimiento de los hijos al inicio de la carrera, la crianza de los hijos en la etapa madura y el nido vacio o el cuidado de los padres en la etapa más senior. Las transiciones de una etapa a otra no ocurren de la noche a la mañana, pueden ser transiciones de 1 o 2 años. Durante este periodo de estar “entre dos mundos” el coaching puede ayudar a superar los retos personales de identidad y de ansiedad asi como los retos de pareja y familia. Además, las transiciones pueden suponer una oportunidad para identificar aspectos de uno mismo que pueden dar vida a una nueva etapa profesional y vital.

Identidad profesional durante las transiciones. ¿Cómo superar los retos de identidad? Uno de los mayores retos que encuentran los coaches es saber qué es lo que el directivo realmente quiere en la nueva etapa de su vida profesional. Algunos directivos vienen con una vaga idea pero otros simplemente saben que quieren escapar de una situación que cada vez se hace más insostenible, donde no ven su trabajo reconocido, se sienten en un callejón sin salida, han perdido la ilusión con su trabajo o tienen una relación tóxica con su jefe. En este caso, lo primero es clarificar cuál es el objetivo del coaching y que es lo que se pretende conseguir. Esto nos lleva a analizar los valores básicos que gobiernan la conducta de la persona. ¿Qué le mueve a levantarse cada mañana? ¿Qué motiva su conducta? Puede que lo más importante sea, por ejemplo, conseguir estatus para impresionar a sus compañeros, o cumplir las expectativas de otros. Quizás sea el reconocimiento de los demás para probar que es competente en su trabajo. O simplemente mantener un nivel de seguridad financiera.

Emociones durante las transiciones. ¿Cómo superar los miedos y emociones ambivalentes? Las transiciones son momentos de ambigüedad cargadas de emociones. Se suele sentir miedo a lo desconocido y a la pérdida del confort y la rutina de la etapa anterior. Auque también se puede sentir ilusión y esperanza por un futuro mejor. Por ejemplo, en la conocida crisis de la mediana edad, el miedo suele estar asociada a la pérdida de la juventud y el reconocimiento social asociado a ella, la pérdida de energía o vitalidad. Pero estas emociones a veces pueden quedar escondidas. ¿Cómo sacarlas a la luz para que la persona sea consciente y pueda superar la ansiedad? La psicología positiva propone métodos para mejorar la inteligencia emocional y reconocer mejor las emociones en uno mismo y en los demás. La música y el arte, por ejemplo, pueden llegar al mundo interior de la persona para descifrar los valores y las emociones que gobiernan sus acciones. La biografía o incluso los sueños pueden revelar los valores, anhelos y miedos ocultos durante las etapas de transición. Las emociones también son parte de la negociación con el entorno familiar. El cambio personal impacta directa o indirectamente el ámbito familiar. Una promoción, un nuevo trabajo o incluso un cambio de carrera supone re-negociar en muchos casos la relación de pareja. La pareja puede ser un apoyo durante la etapa de transición o por el contrario un elemento adicional de incertidumbre. Si tu pareja te dice “no sabes lo que quieres”, “no nos lo podemos permitir”, “siempre estas descontento/a” o simplemente “no quiero mudarme a otro país,” el primer paso es comunicar a tu pareja las razones del cambio.

Transiciones como oportunidades. Las transiciones si están bien gestionadas pueden ser una oportunidad. Estudios científicos han demostrado que diversificar tu identidad ayuda a hacer una transición más saludable y optimista. Verse a uno mismo con múltiples roles ayuda en las crisis de identidad porque permite sustituir o al menos priorizar una identidad sobre otra en momentos determinados. Por el contrario, si sólo te ves como un buen directivo/a, cuando este papel se tambalea la estructura total de tu persona se cae. A veces el directivo se esconde detrás de un role donde se encuentra cómodo y no quiere salir de la zona de confort. Pero si además de buen directivo has cultivado otras identidades (por ejemplo, escritor), en la nueva etapa estas identidades pueden proporcionar una nueva dirección y propósito en tu vida y tu carrera.

En conclusión, cómo diseñar tu vida implica valorar lo que es importante para ti y tener un propósito claro. Tener éxito en la vida puede significar diferentes cosas para cada persona. En el libro de Ariana Huffington “Thrive: The Third Metric to Redefining Success and Creating a Life of Well-Being, Wisdom and Wonder” la autora propone que más allá del dinero y el poder, hay gente que valora contribuir al bienestar colectivo más allá del suyo propio y dejar un mundo mejor para las siguientes generaciones. Afirma la autora que “Una vida con éxito va más allá de ganar un buen salario o conquistar la oficina angular. Nuestra obsesión con el dinero y el poder hace que estemos perdiendo la conexión con lo que realmente importa.” De hecho, está en tu mejor interés dar un sentido a tu vida. Tener un propósito en la vida y tener relaciones positivas con los demás te ayudará a vivir más tiempo. En un estudio realizado por Patrick Hill y su equipo de Carleton University en Canadá y publicado en la revista Psychologial Science siguieron a 6000 adultos durante 14 años. Después de este periodo, 569 participantes habían fallecido. El estudio reveló que aquellos que fallecieron habían tenido menos relaciones positivas con los demás y una menor conciencia de cuál era su sentido en la vida. Patrick Hill, coautor del estudio, afirma que “la búsqueda de una dirección en la vida y el establecimiento de objetivos que se quieren lograr puede ayudar a vivir más tiempo, independientemente del momento en que encuentre su propósito.”

¿Te has parado a pensar cual es tu propósito en la vida y cómo afecta las decisiones en tu carrera profesional y tu vida personal?

Margarita Mayo

Author Margarita Mayo

More posts by Margarita Mayo

Leave a Reply