Heart

Rescribir la historia de tu vida

By 1 December, 2014 No Comments

Todos tenemos una historia pero no todos contamos nuestra historia de la misma manera. Nuestro futuro no sólo depende de lo que ha ocurrido sino de cómo interpretamos nuestro pasado. Como el guión en una película, según la Teoría Narrativa de Gergen en 2005, hay tres narrativas básicas en la forma que la gente cuenta la historia de su vida: Estable, progresiva, regresiva. Además, hay una forma compleja denominada heroica que intercala narrativas progresivas y regresiva sucesivamente.

Historia de vida estable. Una historia estable es aquella en la que los eventos se suceden en el tiempo siguiendo una misma trayectoria, que puede ser positiva o negativa. Una narrativa positiva estable es por ejemplo la historia de Juan cuando nos cuenta que creció en una familia acomodada, fue a colegio privado, creó su propia empresa, se casó con su novia de toda la vida y tiene tres hijos adorables. Por el contrario, una historia estable pero negativa es la que cuenta Felix cuando dice que no pudo ir a la universidad porque sus padres carecían de medios económicos, tampoco era muy buen estudiante, encontró un trabajo del que le despidieron cuando llegó la crisis y su matrimonio se rompió. El futuro de estas dos personas es relativamente fácil de predecir, su vida seguirá igual porque en ambos casos, el protagonista toma una actitud pasiva ante la vida. El control de su vida está fuera de él.

Historia de vida progresiva. En una historia progresiva, el protagonista cuenta su vida como una sucesión de eventos que, aunque comienzan con dificultades, van mejorando a lo largo del tiempo. Por ejemplo, nací en un pequeño pueblo de Galicia. Después del colegio iba a acompañar a mi madre a la tienda del barrio. Recuerdo un día cuando tenía 12 años que el vendedor dijo a mi madre, -lo siento señora ya no le puedo fiar más. Me sentí tan mal que me prometí a mi mismo que eso no le volvería a pasar a mi madre nunca más. Dejé el colegio y comencé a trabajar en una camisería del barrio. Años más tarde, cree mi propia empresa… Como alguno ya habrá adivinado, hoy el dueño de esta historia es el empresario español más rico del mundo, Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Historia de vida regresiva. Por el contrario, en el caso de una narrativa regresiva, el protagonista cuenta su vida como una serie de catástrofes que se van sucediendo una tras otra sin que pueda hacer nada por evitarlo. Es una historia que pasa de una situación positiva a una desfavorable sin oportunidad de mejorar o aprender. Ante la adversidad, el actor de esta película asume los acontecimientos sin formar parte del guión. Esta es una forma contraproducente y nociva de interpretar los retos que la vida te pone por delante ya que lleva a una total pasividad y negatividad. La gente que expresa este tipo de historias, consciente o inconscientemente, la utilizan como una función compensatoria en su vida para crear empatía en los demás. Aunque les puede funcionar por un periodo de tiempo, a largo plazo, la gente se aleja de narrativas negativas.

Historia de vida heroica. El protagonista de una narrativa heroica cuenta la historia de su vida como una continua batalla con los infortunios del destino. Steve Jobs nos relató su vida en el discurso que dio en la Universidad de Stanford en 2005 (VIDEO). En menos de 20 minutos, Steve Jobs nos reveló los altibajos de su existencia en una narrativa típica de un héroe. Su historia de vida la divide en tres capítulos: (1) conectando eventos, (2) amor y pérdida, y (3) muerte.

En el primer capítulo de su vida, conectando los eventos incluso antes de su nacimiento, recuerda el proceso de su adopción y como más tarde sus padres de origen humilde gastaron todo sus ahorros para que él pudiera ir a la universidad que poco después abandonó sin acabar sus estudios. Este poco afortunado comienzo, le permitió coger un curso de caligrafía movido por su curiosidad e intuición (esta es la razón por la que Apple tiene hoy su maravillosa colección de fuentes).

En el segundo capítulo de su vida, encontró su pasión y fundó Apple en el garaje de su padre con tan sólo 20 años. Diez años más tarde era una compañía de 2 billones de dólares y 4000 empleados. Y entonces, le despidieron de su propia empresa. Perdió todo aquello por lo que había trabajado. Fracasó y no sabía bien donde ir. Después del trauma del fracasó, se reconcilió con su pasión para crear una nueva empresa y fundó NeXT and Pixar (recuerda Toy Story). Y cosas del destino, la empresa Apple compra NeXT y Steve Jobs vuelve a Apple con energía renovadas para liderar la etapa más próspera de la empresa.

El último capítulo de su vida nos cuenta su primer encuentro con el fantasma de la muerte. Le diagnostican un cáncer del que se recupera después de una operación. Esta experiencia le hacer reflexionar sobre el sentido de la vida y su legado para las siguientes generaciones. Piensa “Si hoy fuera el último día de mi vida, haría lo que estoy a punto de hacer hoy? Si la respuesta era “no” durante varios días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo.” El mensaje para las futuras generaciones de líderes lo resume en no perder la curiosidad y la locura de la juventud. Esta narrativa heroica pasa por los bajos de la vida como de puntillas para salir reforzado y renovado en una nueva misión que al final transciende la propia existencia para transmitir un legado de ilusión hacia el futuro.

¿Te has parado a pensar cuál es la historia de tu vida? ¿Cómo dividirías tu vida en capítulos como si de un libro se tratase? ¿Con quién compartes pequeñas historias de tu vida?

Margarita Mayo

Author Margarita Mayo

More posts by Margarita Mayo

Leave a Reply