Harmony

¿Teletrabajo? Lo Bueno y lo Malo de Trabajar en Casa

By 3 February, 2015 No Comments

El reciente artículo de Harvard Business Review Can a work-at-home policy hurt morale?” pone de manifiesto que el teletrabajo no es la panacea. El artículo presenta un caso donde sólo aquellos empleados con la mejor productividad se les da la oportunidad de trabajar en casa. La empresa les proporciona la conectividad y suporte tecnológico necesario para que puedan realizar su trabajo desde casa con toda comodidad y eficacia. Mientras que estos tele-trabajadores se sienten privilegiados por tener la oportunidad de flexibilizar su trabajo, aquellos que no tienen esa opción y realizan su trabajo desde la oficina se sienten desmoralizados.

El tele-trabajo es una de las políticas que más polémica y controversia esta creando en las empresas de todo el mundo. Hace un par de años, la nueva CEO de Yahoo Marisa Mayer fue duramente criticada por eliminar la política de teletrabajo. Por ejemplo, Richard Branson, fundador de Virgin Group, se lamentaba de que no permitir trabajar desde casa era quitar una oportunidad de oro para ayudar a los trabajadores a conciliar mejor sus tareas laborales y familiares. En su defensa, Marisa Mayer alegaba que el tele-trabajo estaba teniendo consecuencias negativas para la empresa porque aquellos que tele-trabajaban de forma habitual estaban menos conectados a la empresa y colaboraban menos con sus compañeros. En un momento donde el intercambio de información y el trabajo en equipo es crucial para el desarrollo sostenible de la compañía, este desapego de la empresa y de los compañeros es nefasto para su competitividad.

Las estadísticas muestran que casi 27 millones de empleados trabajan desde casa al menos un día a la semana en Estados Unidos, según el International Telework Association and Council, y casi 5 millones de empleados en Europa, según el Eurofound. Según esta misma agencia, en España sólo un 7% de las empresas han adoptado una política de trabajo-en-casa.

Las investigaciones corroboran lo bueno y lo malo del tele-trabajo. Varios estudios muestran que trabajar desde casa aumenta el control que el empleado tiene sobre cómo gestionar su horario y por tanto facilita la conciliación entre el ámbito laboral y personal. Además, aquellos que tele-trabajan están más satisfechos de su trabajo, son más productivos, y están menos estresados. Cuando el empleado trabaja desde casa tiene más flexibilidad para decidir cuándo y cómo realiza su trabajo, puede tomar descansos cuando lo necesita para poder atender sus compromisos familiares o personales. Sin embargo, cuando los empleados trabajan desde casa más de dos días a la semana se sienten aislados y su relación con los compañeros se deteriora. Menos relaciones sociales con los compañeros crea en el tele-trabajador una sensación de soledad y de estar dejando pasar oportunidades para el futuro de su carrera. El síndrome de “out of sight, out of mind” crea incertidumbre en aquellos que trabajan desde casa sobre qué está verdaderamente pasando en la oficina.

Además, como muestra el ejemplo de Harvard Business Review, una política de teletrabajo puede afectar también aquellos compañeros que no tele-trabajan con un sentimiento de injusticia y envidia. Las consecuencias positivas y negativas de una política de teletrabajo dependen de muchos factores. Por ejemplo, ¿Cuál es el criterio que la empresa utiliza para decidir quién tiene la opción de trabajar desde casa y quién no? ¿Depende del tipo de trabajo? ¿De la productividad del empleado? o ¿Es voluntario para acomodar aquellos empleados con mayores demandas familiares?

Mi opinión es que el supervisor juega un papel fundamental en hacer que el teletrabajo sea una política beneficiosa tanto para el empleado como para la organización. Al final, es el supervisor quien mantiene la conexión entre el tele-trabajador y la empresa. Es muy posible que aquellos que trabajan más de dos o tres días a la semana, establezcan una relación más estrecha con su supervisor para evitar el aislamiento y mantenerse conectados con la empresa. Estoy realizando un estudio con más de 365 tele-trabajadores de 15 empresas españolas para constatar los beneficios y retos de trabajar desde casa y cómo los líderes pueden ser más efectivos con estas nuevas formas de organizar nuestro trabajo. Muy pronto los resultados… Mientras tanto, si trabajas desde casa ¿cuál es tu experiencia? O si algunos de tus compañeros tienen la opción de trabajar desde casa, ¿cuál es tu reacción?