Harmony

Equipos Diversos: Un Arma de Doble Filo

By 17 December, 2014 No Comments

La revista Forbes India acaba de publicar mi artículo sobre la gestión de los equipos diversos y cómo los líderes carismáticos pueden transformar la diversidad en una ventaja competitiva. El entorno laboral es cada vez más diverso en cuanto al género, la raza, la edad, la cultura, el tipo de educación o la antigüedad en la empresa. Nuestro trabajo nos lleva a colaborar con compañeros diferentes a nosotros, hombres o mujeres, más jóvenes o más mayores, de diferentes países y culturas, de diferentes funciones dentro de la organización y con una formación distinta. Estas diferencias son una de las mayores fuentes de capital humano y oportunidades para la empresa pero a la vez uno de los retos más difíciles de superar si no se gestionan bien los conflictos asociados con estas diferencias. Los estudios científicos demuestran que la diversidad es un arma de doble filo. Por una parte, las diferencias son una fuente de estimulación intelectual dentro del grupo que permite una conocimiento más profundo, generar soluciones más innovadoras y tomar mejores decisiones. Sin embargo, la diversidad también puede ser una fuente de conflicto, de divisiones dentro del equipo que perjudica la productividad y la satisfacción de sus miembros. La cuestión es cómo los líderes de equipos diversos pueden prevenir las tensiones y las coaliciones dentro del equipo y estimular un pensamiento positivo que invite a la creatividad y la innovación.

La visión negativa de la diversidad enfatiza que las diferencias en género y cultura van a crear tensiones y conflictos porque la gente se siente más cómoda con otros que comparten las mismas características. Mis co-autores (Daan van Knippenberg de la Universidad de Rotterdam y Shainaz Firfiray de la Universidad de Warwick) y yo estudiamos cómo las consecuencias negativas de la diversidad se pueden resolver cuando el jefe del equipo posee un estilo de liderazgo carismático. Proponemos dos mecanismos. Primero, el carisma del líder puede unir al grupo haciendo que no “vean” las diferencias. Esto es lo hemos denominado el efecto “ciego” del liderazgo carismático. Por el contrario, el líder carismático puede hacer que incluso cuando los miembros del equipo sean conscientes de estas diferencias, el carisma en el líder permita que las diferencias no sean una dificultad, si no que contribuyan a mejorar la productividad del equipo. Este es el efecto “mindful” que indica que se presta plena atención a las diferencias y se elabora en las diferentes perspectivas proporcionando al grupo más variedad de recursos.

En un estudio con equipos de trabajo de una empresa de manufactura que diseña y produce productos médicos en Estados Unidos hemos testado empíricamente estas dos hipótesis. Primero, hemos determinado la composición objetiva del cada equipo en cuanto a la proporción de mujeres y hombres y la proporción de miembros de diferente raza o cultura. Segundo, utilizando métodos de inteligencia artificial que modelan los proceses cognitivos hemos identificado el grado en el que el género y la cultura son prominentes en la mente de los miembros del equipo a la hora de dividir al grupo en subgrupos basados en el género o la raza. Por ejemplo, las mujeres se relacionan predominantemente con otras mujeres. Por último, los miembros del equipo han indicado el carisma del líder y el jefe del equipo ha proporcionado información sobre la efectividad del equipo.

Los resultados de nuestro estudio muestran que el carisma del líder juega un papel fundamental a la hora de gestionar efectivamente la diversidad en los equipos de trabajo. El líder carismático puede actuar de dos formas. Cuando la diversidad del equipo incluye ambos aspectos –el género y la cultura- el líder carismático hace a los miembros del grupo “ciegos a las diferencias.” Esto es, aunque objetivamente el equipo es diverso, ellos no son conscientes de estas diferencias. Psicológicamente no se ven diferentes unos a otros. Por el contrario, emerge una identidad de grupo que les une. ¿Por qué ver carisma en el líder les ciega ante las diferencias? Una de las razones tiene que ver con la identificación personal con el líder. Los equipos de líderes carismáticos se identifican tanto con los valores y la visión del líder que los miembros del equipo lo sienten como algo personal. Esta identificación con el líder es una forma de unir al grupo para que se sientan como parte de una unidad y sean ajenos a las diferencias demográficas porque lo importante para ellos es no defraudar las expectativas del líder. El sentimiento de pertenencia al grupo les lleva a poner como prioridad la unidad del grupo y la harmonía entre los miembros del equipo evitando así los efectos típicamente asociados con la diversidad como los estereotipos, los prejuicios, y los conflictos que pueden llevar a la fractura del grupo y a bajar la productividad y la satisfacción de sus miembros.

Por ejemplo, el equipo de investigación y desarrollo en esta empresa de manufactura estaba compuesto por hombres y mujeres, la mayoría ingenieros, de diferente raza lo que podría generar tensiones en el equipo. Sin embargo, el líder del equipo era visto como alguien cercano, carismático, que se implicaba emocionalmente con sus empleados. Le veían como alguien a quién admiraban por sus principios y su personalidad. Tenía un carisma personal que les hacia sentirse orgullosos de formar parte de este equipo.

El carisma de este líder del equipo de investigación y desarrollo consigue minimizar las tensiones típicas de un equipo diverso. Sin embargo, haciendo que las diferencias no se vean también se elimina la posibilidad de que se puedan utilizar como una ventaja competitiva para el equipo. Por ejemplo, imagina que este equipo de investigación y desarrollo quiere diseñar un nuevo producto para monitorizar el ritmo cardiaco del feto durante el embarazo. En este caso, las diferencias de género pueden ser una fuente importante de información para realizar con éxito la tarea e idealmente el líder del equipo debería saber gestionar las diferencias sin suprimirlas. En estas situaciones de diversidad de género en el grupo, el carisma del líder permite que aunque los miembros del equipo sean conscientes de sus diferencias, las utilicen para mejorar los procesos y la productividad del equipo. En este caso, el carisma del líder está centrado más en la visión del grupo que en la persona del líder. El líder transmite ilusión por la tarea que estaban realizando. Los resultados de nuestro estudio muestran justamente esto. Los líderes carismáticos de equipos diversos en género son capaces de maximizar las ventajas de esta diversidad haciendo que aunque conscientes de sus diferencias transciendan sus intereses personales por el beneficio común del equipo. Estos resultados apoyan nuestra hipótesis de “mindful” ante la diversidad.

En conclusión, la diversidad puede ser un arma de doble filo. Nuestro estudio muestra que el carisma del líder juega un papel fundamental en transformar las diferencias en una ventaja competitiva para la productividad del grupo. El líder con un carisma personal puede hacer que esas diferencias pasen desapercibidas, lo que evita los conflictos y las tensiones. Pero, por la misma razón, también evita la posibilidad de utilizar estas diferencias como recursos de conocimiento e información que pueden ser de utilidad para la tarea. Para mejorar la efectividad del equipo, esta en el mejor interés del líder entender cuándo las diferencias tienen que pasar desapercibidas con un carisma “personal” y cuándo las diferencias tienen que ser percibidas y utilizadas con un carisma “social.”

Si estas dirigiendo un equipo diverso ¿cómo gestionas las diferencias? Y si formas parte de un equipo diverso ¿cómo te gustaría que el jefe del equipo gestionara las diferencias?